De Vicariato a Diócesis. Documentos del Archivo Diocesano de Tijuana.

Por Julio Adrian Muñoz Núñez

8º semestre de la Licenciatura en Historia

Facultad de Humanidades-UABC

El propósito del texto es revisar algunos documentos del Archivo Diocesano de Tijuana (ADT), para ser más específico, los relacionados con la erección de la diócesis en dicha ciudad. Seleccioné dos escritos: en el primero, Alfredo Galindo Mendoza, vicario apostólico de Tijuana, envía un oficio al Delegado Apostólico de México, Luigi Raimondi, argumentando por qué ya se puede convertir el vicariato apostólico de Tijuana en diócesis; el segundo trata sobre el comunicado en que se informa que Tijuana era nombrada con ese rango en agosto de 1963.

El Archivo Diocesano de Tijuana está sobre la calle décima y Ocampo en la Zona Centro de la mencionada ciudad. Cabe aclarar que no todas las personas tienen acceso a él. En la cámara donde se encuentran los documentos, los archiveros contienen oficios, actas de divorcio, notas de periódicos, circulares y fotografías de la iglesia peninsular que datan del siglo XIX hasta el comienzo del milenio actual.

¿Cuál es la diferencia entre una diócesis y un vicariato? Según el Canon 371-1, el vicariato apostólico es “una determinada porción del pueblo de Dios que, por circunstancias peculiares, aún no se ha constituido como diócesis, y se encomienda a la atención pastoral de un Vicario apostólico o de un Prefecto apostólico para que las rijan en nombre del Sumo Pontífice”,1 y el Canon 369 determina que “la diócesis es una porción del pueblo de Dios, cuyo cuidado pastoral se encomienda al Obispo con la cooperación del presbiterio, de manera que, unida a su pastor y congregada por él en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia particular”.2 El vicariato está bajo la jurisdicción directa del papa , mientras que la diócesis está dirigida por un Obispo.

En febrero de 1962, Alfredo Galindo Mendoza afirma en su carta al Delegado Apostólico que gracias al progreso del clero en Tijuana, el territorio debería nombrarse diócesis, y agradece a la congregación de los misioneros del Espíritu Santo su contribución laboral en la península de Baja California. Galindo sugiere otorgarles a estos religiosos algunas parroquias.

Tijuana B.C, febrero 2 de 1962. Exmo. Y Rvmo. Dr. Mons. Luigi Raimondi, Digmo. Delegado Apostólico de México, México D.F. Excelentísimo y Reverendísimo Señor: Después de haber pedido al Espíritu Santo sus luces y de haber meditado detenidamente el asunto que tenemos entre manos, me parece conveniente manifestar… lo siguiente: Efectivamente parece que ha llegado la hora de convertir la actual Misión en una Diócesis, por el admirable desarrollo que gracias a Dios ha tenido.… En lo humano se ve que mucho ha influído, que la casi totalidad de los sacerdotes de ambos Cleros, han sido jóvenes, llenos de celo y de entusiasmo…. Mucho ha contribuido la Congregación de Misioneros del Espíritu Santo, que sobre todo al principio, su labor fue casi exclusiva… Creo como Vuestra Excelentísima que debemos manifestar nuestra gratitud para la Congregación dándoles algunas parroquias… Quiero hacer patente mi profunda gratitud por la benevolencia de Vuestra Excelencia para esta Misión. Afmo. Servidor in Domino- Alfredo Galindo, Vicario Apostólico de Tijuana”.3

El 30 de agosto de 1963, Luigi Raimondi comunica a Galindo que el papa pablo VI nombró al vicariato de Tijuana como diócesis y que aquél era nombrado obispo de ésta. La noticia llegó al territorio en enero del siguiente año.

México D.F, 30 de agosto de 1963. Excmo. Y Rvmo. Señor Dr. Alfredo Galindo Mendoza, Vicariato Apostólico de Tijuana B.C. Excelencia Reverendísima, Tengo el gusto de comunicar… que el Santo Padre se ha dignado elevar ese Vicariato Apostólico al grado de Diócesis. Vuestra Excelencia será el primer obispo de la misma… Con un fraternal saludo (etc.) de Vuestra Excelencia Revma. Luigi Raimondi, Delegado Apostólico”.4

 Notas:

1. Código de Derecho Canónico, “De las iglesias particulares y de la autoridad constituida en ellas (Cann. 368-430)”, 20/02/12, URL: http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P1B.HTM

2. Código de Derecho Canónico, “De las iglesias particulares y de la autoridad constituida en ellas (Cann. 368-430)”, 20/02/12, URL: http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P1B.HTM

3. ADT, carta de Alfredo Galindo, vicario apostólico de Tijuana a Luigi Raimondi, delegado apostólico de México, Tijuana, 2 de febrero de 1962, fondo Vicariato Apostólico, caja 3.

4. ADT, carta de Raimondi a Galindo, México D.F. 30 de agosto de 1963, fondo Delegación Apostólica, caja 1.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo 2012, Marzo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s